Saqueos a lo lejos

Posted on 6 diciembre, 2013

0


Desempolvamos el viejo block de notas para escribir sobre el tema que recurre en mi cabeza desde hace tres días (calculo que también en la de varias personas más). Voy a intentar acomodar las ideas para explicar(me) un poco las responsabilidades y, porque desde más 700 kilómetros, de madrugada y de guardia, me preocupé por mi familia y amigos.

El Gobierno Nacional

A simple vista el más lejano (y por ende más ausente) de todos los actores. A poco de realizar muchos cambios por orden de la Presidente, El Jefe de Gabinete lo único que tenía que hacer era enviar a Gendarmería a Córdoba en horas de la tarde para que estén a disposición en cuanto el gobierno provincial lo solicitara formalmente. Si, como el mismo Capitanich afirmó a la mañana siguiente, se venía “monitoreando” la situación sabían que no se iba a solucionar fácilmente. Para cuando se decidió el envío de Gendarmería fue tarde, porque el conflicto estaba por “solucionarse”. (También iba a ser tarde si se prolongaba.)

Acá también podría reclamársele que no haya sido el Ministro del Interior o de Seguridad o el Jefe de Gabinete quién llame preguntando si el Gobierno de Córdoba necesitaba ayuda.

(No es para justificar, pero por ejemplo en medicina de catástrofes no se puede intervenir si no hay un pedido formal del Estado damnificado. El ejemplo que se me viene a la mente es el del terremoto que sufrió Irán en el 2002 (creo) dónde no aceptaron la ayuda Argentina ni la de Estados Unidos. No sé si en el “derecho interestatal” es igual.)

El Gobierno Provincial

Acá hay que empezar aclarando algo: el Gobernador estaba en todo su derecho de estar de viaje e hizo lo correcto en volver apenas supo de la magnitud del conflicto. Ahora bien, en la Constitución Provincial está previsto que ante la ausencia del Gobernador quien queda a cargo es el Vicegobernador, entonces la pregunta es: ¿alguien vió a Alicia Pregno? Si De La Sota se pasó 8 horas en un avión incomunicado ¿por qué Pregno no negoció con los policías o pidió formalmente ayuda al Estado Nacional?

De La Sota llegó a Córdoba cerca de las 2 de la mañana del miércoles y ordenó una reunión con los intendentes para las 11 de la mañana y la primera reunión con el vocero de los policías fue cerca de las 6 de la mañana. ¿En serio necesitaba más tiempo para interiorizarse de la situación?¿Qué mierda estuvieron haciendo los funcionarios provinciales hasta que llegó el Gobernador que no lo recibieron con toda la información de cómo estaba la situación en la Provincia, las posibles maneras de resolver el conflicto y una línea abierta con el Gobierno Nacional? Porque en algo hay que darle la razón a Berni, Secretario de Seguridad de la Nación, no se puede pedir la intervención del Gobierno Nacional por Twitter a las 4 de la mañana (y lo sé porque lo tengo en mi timeline y el pedido arrobando a la Presidente se hizo a esa hora), y la secretaría que él maneja no es un delivery de gendarmes (aunque acá volvemos a lo de arriba, los gendarmes tendrían que haber estado en Córdoba desde la tarde listos para actuar.)

Acá va otra pregunta, y sé que es exagerada, pero ante esta irresponsabilidad del Gobierno Provincial ¿no se justifica la Intervención Federal de la Provincia?

Hay otra cosa que me parece que también se ha pasado por alto (al menos desde los medios de Buenos Aires) y es que De La Sota y su partido Unión Por Córdoba (UPC) gobiernan la Provincia desde 1998, es decir de que al menos los mandos medios y bajos de la Policía fueron formados por este gobierno. Más claro, no es que De La Sota recibió una policía corrupta del gobierno anterior sino que se corrompió bajo su mandato. Y salir a decir que esto es causa del descabezamiento de la cúpula policial a causa de sus implicancias con el narcotráfico cuando hasta hace 2 meses los defendía a capa y espada, es tomarnos por boludos.

Una cosa más, si tanto la Ministra de Seguridad como el Jefe de Gabinete de Córdoba nunca se imaginaron que la situación iba a llegar tan lejos, lo mínimo esperable de ellos es que se dediquen a cualquier otra cosa porque el cargo les queda grande.

Lo último, cuando anunciaron que se había terminado el autoacuartelamiento ¿qué aplaudían esos boludos?

El resto

Yo vi una nota a Juez y otra a Scotto en La Voz del Interior después de todo el quilombo. También vi que estaba Schiaretti en TN el miércoles a la noche. No antes, después. De Morandini, Aguad, Francioni, Baldassi (y los otros que no sé cómo se llaman) ni noticias. ¿No podían los opositores aparecer antes forzando el compromiso del Gobierno Nacional?¿Los del Frente Para la Victoria no podían interceder para que no pasara lo que pasó?
Queda un interrogante más y es cómo se va a tomar que una fuerza pública no responda al mando del poder político, más allá de la inoperancia de ese poder.

Hay una sola cosa que queda clara y es la mezquindad de todo el arco político dónde la provincia que se “incendia” es la de otro político. No se puede cerrar esto sin caer en las clásicas consignas de que hay que tener memoria y votar mejor la próxima vez.
Me queda la tranquilidad de que salvo unos malos momentos para algunos amigos toda la amargura y preocupación que me fumé en la madrugada de guardia fue en vano, porque todos están bien.

Anuncios
Posted in: Cosas que pasan